El desarrollo web, cambio mi vida

Cuando me encontraba estudiando la carrera de ingeniería en sistemas, una de las preguntas que rondaban en mi mente era, ¿Cuándo termine la carrera a que me voy a dedicar?, debo comentar que cuando empecé a estudiar la carrera fue en el año 2009 las tecnologías móviles apenas estaban en pañales, mi idea era terminas consigues trabajo y listo, pero vaya en ningún escenario me imaginaba que estaría desarrollando para entornos web.

Mi idea de la carrera era de una persona que resolvía problemas de hardware, oye mi computadora no enciende, de software mira no abre el programa, esta era mi pequeña visión de lo que significaba la carrera.

Tengo que mencionar que durante todo el tiempo que estuve estudiando la carrera estuve trabajando para el ciber la neta.net aquí aprendí mucho sobre soporte técnico: aprendí a configurar equipos de cómputo a instalar software a realizar respaldos de información y sobre a trabajar con clientes.

Cuando terminé de estudiar dije ¿y ahora qué?, pues a buscar trabajo, el problema fue que me la pasé cuatro años estudiando que cuando salí, no contaba con experiencia, peor aun no tenia ni un portafolio de proyectos, estaba en ceros. Me presentaba a las entrevistas de trabajos y nada todos decían dos cosas “No tienes experiencia” o “Nosotros te hablamos”.

La pase mal, de diciembre de 2014 fue hasta abril de 2017 cuando logre conseguir trabajo en una empresa y hasta eso por ayuda de un amigo. Me ayudó mucho esta oportunidad, cuatro meses después el trabajo se acabo y bueno con ellos mis esperanzas estaban puesta en mi carta de presentación en la empresa que había trabajado.

Me registre en los diferentes portales de internet Occ, Indeed, Bumeran, Empleos TI un año visitando diariamente postulándome en mínimo 5 empleos diarios y finalmente nada, pensé que me había equivocado de carrera, que simplemente no tendría futuro y que todo lo que había estudiado se había ido a la basura.

Durante 1 año y medio conseguí trabajo en un Oxxo y si de ayudante de tienda hacia mi trabajo como se debería, siempre tratando de dar lo mejor de mi y al final nada no salía de ahí, me puse a ahorrar lo poco que se podía, por que ya para estas fechas mis necesidades eran mayores que mis ingresos, y con lo poco que pude ahorrar agarre mis maletas y me vine volando a Monterrey, quince días después de esto me había colocado en una empresa como auxiliar de sistemas y finalmente cuatro meses después estaba trabajando como líder de sistemas, actualmente me encuentro preparando constantemente para seguir creciendo profesionalmente, y sobre le doy las gracias a monterrey por abrirme las puertas y sobre todo por darme esta increíble oportunidad.